Rebozados deliciosos

Para que te quede un rebozado para chuparte los dedos, bate un huevo y después añádele sal y pimienta y un poco de levadura y guardalo en la nevera hasta que vayas a usarlo. Después anádele harina hasta que quede espesoy empieza a freir en aceite abundante y muy caliente. Verás que con este truco casero tus rebozados te quedarán más crujientes y mucho menos grasos. Ideales para esta época del año que nos gusta cuidarnos.

Tere (ävila)

No hay comentarios:

¡Envíanos tus trucos caseros!

Sólo tienes que enviárnoslo a la dirección polywebs@gmail.com

Nota legal:

Esta página web y sus titulares no se responsabilizan de los trucos aquí reflejados, no son comprobados por nosotros , el usuario es el único responsable de el uso de los mismos. En cuanto a los trucos de salud y adelgazamiento recomendamos siempre la visita a un especialista.