Alfombras impecables

Quitales el polvo y resto de suciedad primero con el aspirador, depués en agua hirviendo echa aproximadamente medio litro de amoníaco perfumado y con un paño que has humedecido previamente o con tu mopa bien escurrida frota enérgicamente la alfombra. Usa guantes para tus manos y si puedes protegete la boca, ventila bien la habitación y verás que con este truco casero tus alfombras estarán como nuevas.

No hay comentarios:

¡Envíanos tus trucos caseros!

Sólo tienes que enviárnoslo a la dirección polywebs@gmail.com

Nota legal:

Esta página web y sus titulares no se responsabilizan de los trucos aquí reflejados, no son comprobados por nosotros , el usuario es el único responsable de el uso de los mismos. En cuanto a los trucos de salud y adelgazamiento recomendamos siempre la visita a un especialista.