Adiós a las durezas

Parte una cebolla a la mitad y quitale el centro, añade sal y dejalo macerar unas horas. Después aplicate el jugo que ha soltado con un algodón en el centro de la dureza. Verás que con este truco casero desaparecerá casi por completo.

Cristina (Tenerife)

No hay comentarios:

¡Envíanos tus trucos caseros!

Sólo tienes que enviarnoslo a la dirección polywebs@gmail.com

Nota legal:

Esta página web y sus titulares no se responsabilizan de los trucos aquí reflejados, no son comprobados por nosotros , el usuario es el único responsable de el uso de los mismos. En cuanto a los trucos de salud y adelgazamiento recomendamos siempre la visita a un especialista.